LA PLUMA DE ORO DE LA MACARENA

16:28 roneando 0 Comments

 El 16 de mayo de 1920, moria en Talavera Joselito el Gallo, maestro de maestros, el mas poderoso torero que se recuerda. España quedo conmocinada ante tal echo y Juan Manuel Rodrigez Ojeda vestia a la Macarena de luto por el torero de gelves y hermano de la corporacion nazarena de San Gil, una estampa inedita y que sera recordada siempre. Este año 2012, muchos años despues de la perdida del diestro, asi como en muchas ocasiones, la Macarena lucia en su fajin la pluma de oro de Sevilla del canonigo Muñoz y Pabon. Este canonigo de la metropolitana Iglesia Catedral Hispalense defendio las impresionantes honras funebres de Joselito, asi como que la Reina de San Gil luciera el luto en Mayo de ese año. La aristrocacia y muchos estamentos politicos arremetieron contra el cabildo por hecer un majestuoso funeral en la catedral con pleno del cabildo, algo reservado asta el momento solo para la gran nobleza y no para un torero aunque fuese de gran fama y de origen gitano.

El Correo de Andalucía [23 mayo 1920], insertó en sus páginas el siguiente texto: "En Nuestra Santa Iglesia Catedral tuvieron lugar en la mañana de ayer solemnes honras fúnebres por el eterno descanso del alma del infortunado diestro José Gómez Ortega. Ante el altar mayor se había levantado soberbio catafalco, rodeado de dobles filas de blandones de plata y presidido por la Cruz Patriarcal. Desde mucho antes de las diez de la mañana las amplias naves de nuestra basílica se vieron concurridísimas de fieles, que se disponían a instalarse en lugares oportunos para asistir a los funerales. En el coro se colocaron distinguidas personalidades, habiendo necesidad de cerrar éste, dada la aglomeración de público"
 El mismo día 22, en la edición de la tarde, El Correo de Andalucía insertó un largo artículo del canónigo Juan Francisco Muñoz y Pabón, defendiendo la celebración de los funerales por Joselito en la Catedral, titulado "Sevilla y nuestro Cabildo Catedral". Y al día siguiente, otro artículo respondiendo a una señora aristócrata, que tituló "A Ella".

Del primer artículo citado, reproducimos los siguientes y significativos párrafos: "Por cierto que Joselito no podrá estar quejoso de Sevilla. Sevilla ha hecho por él, como torero, lo que ninguna otra tierra ha hecho con sus héroes de muleta y estoque: no ya sólo ufanarse y enorgullecerse de él, como una de sus glorias más legítimas, sino amarlo en vida y en muerte con ternura realmente maternal. Empezando por llamarle "Joselito" a secas, como pudiera llamarle su propia familia en el sagrario del hogar doméstico, y acabando por ungirlo rey de la tauromaquia, concediéndole la primera oreja que en la plaza de la Real Maestranza se había otorgado en el transcurso de los siglos [...] Sevilla quería para la enormidad de la tragedia de su ídolo exequias de canónigo..., de grande de España..., de Ministro de la Corona..., de Príncipe de la Sangre..., de Rey..., de Pontífice. Con lágrimas en los ojos se ha acercado al Cabildo Metropolitano en demanda de ello. 

El Cabildo, que tiene el raro acierto de ponerse siempre en la realidad de las cosas, ha accedido a la súplica con su proverbial benignidad y, una vez puestos a hacer unos funerales dignos de Sevilla, ha desplegado toda la asiática pompa de su incomparable liturgia: ¡La gran misa de Eslava y el terno del Viernes Santo! Por cierto que no han faltado títulos de Castilla -asistentes al acto- que han sentido escándalo de que todo un Cabildo Catedral haga exequias por un torero... Pues, ¿qué? ¿No sois vosotros los que aplaudís a los toreros y los jaleáis; los que los aduláis, formándoles corte hasta las mismas gradas del Trono; los que os disputáis sus saludos como una honra; tenéis en más sus autógrafos que los de cualquier intelectual consagrado, y pujáis sus reliquias -a veces las más íntimas- como las de un confesor de Jesucristo? ¡Cualquiera os entiende, piadosísimos varones! Llegáis en vuestra democracia a rendir parias a la memoria del torero muerto, asistiendo a su funeral, y ponéis como chupa de dómine al Cabildo porque es "tan demócrata" que hace sufragios por un fiel que ha pasado a mejor vida en comunión con la Iglesia. ¿O es que va nuestro Cabildo a guardar estos funerales para cuando muera un político, enemigo de Jesucristo y su Iglesia, y venga la Real Cédula de ruego y encargo?

"Ahora, si Joselito no ha sido tan funesto para la nación y para la Iglesia como lo son los políticos -aquí entran también los locales-, nadie tiene la culpa. El pobrecito puede decirse que no ha hecho mal a nadie. ¡Ojalá que de todos los que mueren pueda decirse otro tanto! ¿Será por esto por lo que en los funerales de los políticos no suele haber más que "la música y acá", y en las honras de Joselito ha estado "toda Sevilla", empezando por vosotros, los títulos y los grandes, y acabando por los pobres y los humildes? ¿Es que os duele el contraste?... El remedio no está en Roma: mereced ser queridos en vida y llorados en muerte. El pueblo hará lo demás". [Por estos artículos defendiendo a Joselito, el pueblo sevillano le regaló a Muñoz y Pabón una pluma de oro, la que luce la Esperanza Macarena en su saya]. 

 

Te puede interesar

0 DEJA TU COMENTARIO :

Gracias por tu opinión sobre la entrada.

Si deseas incluir un enlace utiliza este código:

<a href="Dirección de tu página">Titulo del enlace</a>