Santo Sepulcro Valdepeñas, El Señor vive entre nosotros

19:13 Costaleros Madre de Dios del Rosario 0 Comments

Santo Sepulcro Valdepeñas, El Señor vive entre nosotros

Seguimos narrando lo que aconteció en una semana, en la mejor semana del año, en el día de la semana más atareado.
Es viernes Santo por la noche, es la hora de los valientes, uno de esos días donde Valdepeñas vuelve a respirar historia sin que nadie lo intuya, son las 8:30 de la tarde y en la lúgubre noche del viernes santo, la Asunción abre sus puertas,
Tal vez lo vivido sea solo un sueño, que como fuerte viento se esfuma rápidamente, tal vez solo se una de esas historietas que nos gusta contar y que deseamos con nuestros anhelos que Nuestra Bendita Madre nos conceda. ¿Viernes Santo? Hoy sale el Señor en su dulce muerte, para jamás abandonarnos ¿Que unos pies de valientes lo llevan camino al cielo? ¿Que aguardan impacientes su regreso? ¿Kilos? Mayor es el peso de la cruz, que es noche de honrar a nuestros antepasados, y aquellos que procesan nuestra Fe.

Santo Sepulcro Valdepeñas, El Señor vive entre nosotros

Solemne noche en Valdepeñas, un silencio que abruma se convierte en el mejor de los sonidos, y un sueño de valientes que en esa noche se verá cumplido, pues así es, la plaza de España por testigo, se abre el templo de la Asunción, y el golpe del muñidor lo recuerda: hoy muere el Señor para vivir eternamente entre nosotros, que en esta noche una hermandad señera, se sumara a la historia de Valdepeñas, la historia que guarda con orgullo esos balcones del cielo demostrándonos una vez más que los sueños se cumplen si se anhelan y se luchan por ellos.
Es viernes Santo, solo silencio y una hermandad ejemplar pisa el suelo de valdepeñero, para construir tradición en cada paso, en cada penitente en cada valdepeñero que siga rezando.
Santo Sepulcro, de crucifijo, de descendimiento, de Soledad, hoy es noche de valientes, noche de proclamar nuestra Fe en ese bendito misterio que ocurrirá al tercer día.
Valdepeñas abarrotada, acompañada de la luna, para ver a una hermandad en calle, ver su subida por calle real hasta la Vera Cruz o en el recogimiento de la calle Cervantes o de vuelta una vez más a ese templo que le vio salir y todo esto en silencio al que solo le acompaña un rachear y el quejío de saetas. 
Enhorabuena Valdepeñas, que volviste a ver historia aunque no te des cuenta, enhorabuena a la hermandad por su disposición y ejemplo de estación de penitencia, y enhorabuena a los valientes que volvieron a pasear su Fe y sus sueños.

Santo Sepulcro Valdepeñas, El Señor vive entre nosotros

Santo Sepulcro Valdepeñas, El Señor vive entre nosotros

Santo Sepulcro Valdepeñas, El Señor vive entre nosotros

Santo Sepulcro Valdepeñas, El Señor vive entre nosotros

Santo Sepulcro Valdepeñas, El Señor vive entre nosotros

Santo Sepulcro Valdepeñas, El Señor vive entre nosotros

Santo Sepulcro Valdepeñas, El Señor vive entre nosotros


Te puede interesar

0 DEJA TU COMENTARIO :

Gracias por tu opinión sobre la entrada.

Si deseas incluir un enlace utiliza este código:

<a href="Dirección de tu página">Titulo del enlace</a>